ME PIERDO EN SUS MELODIAS, ME METO EN SUS IMAGENES Y VIVO ENTRE SUS LETRAS.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Brassai y G. Bataille

De la mano de mi buén amigo Manuel, descubrí los secretos de este genial fotógrafo francés, sus juegos de luces y sombras y sobre todo la importancia de captar el momento preciso de un suceso. Os dejo una muestra de mis gusto tanto en cuestión de fotografía como de literatura.




Fui educado solo y, hasta donde recuerdo, siempre me apasionaron las
cosas sexuales. Cerca de dieciséis años tenía yo cuando conocí a una
joven de mi edad, Simone, en la playa X...Nuestras familias se
encontraron un parentesco lejano, cosa que precipitó nuestras
relaciones. Tres días después de conocernos estábamos Simone y yo
solos en su casa, vestida ella con un delantal negro y un cuello
almidonado. Empecé a adivinar que compartía mi angustia, tanto más
fuerte cuanto que ese día estaba desnuda bajo el delantal.


Llevaba medias negras de seda sujetas por encima de la rodilla.
Todavía no había podido verla hasta el culo (ese nombre empleaba con
Simone me parecía el más bonito de los nombres del sexo). Me limitaba
a imaginar que, levantando el delantal, le vería el trasero desnudo.

En el pasillo había un plato de leche destinado al gato.


-Los platos están hechos para sentarse-dijo Simone

-. ¿Quieres apostar?

Me siento en el plato.

-Apuesto a que no te atreves -respondí yo, sin aliento.

Hacia calor. Simone colocó el plato en un pequeño banco, se instaló
ante mí y, sin desviar los ojos de los míos, se sentó mojando el
trasero en la leche. Me quedé algún tiempo inmóvil, temblando, con la
sangre en la cabeza, mientras ella observaba mi verga dilatando el
pantalón. Me acosté a sus pies. Ella ya no se movía; por primera vez
vi su "carne rosa y negra" bañada en leche blanca. Permanecimos largo
tiempo inmóviles, tan ruborizados el uno como la otra.

Ella se levantó bruscamente: la leche resbaló por sus muslos hasta las
medias. De pie por encima de mi cabeza, se secó con un pañuelo,
poniendo un pie sobre el pequeño banco. Yo me frotaba la verga,
agitándome en el suelo. Gozamos al mismo tiempo, sin habernos tocado
el uno al otro. Sin embargo, cuando entró su madre, me senté en un
sillón bajo y aproveché un momento en que la joven se acurrucó en los
brazos maternos: levanté sin ser visto el delantal, pasando una mano
entre sus cálidos muslos.

Volví a casa corriendo, ávido de meneármela aún más. Al día siguiente,
tenía ojeras. Simone me miró, escondió la cabeza contrea mi espalda y
dijo: "No quiero que en adelante te la menees sin mí".
Así empezaron entre nosotros relaciones de amor tan estrechas y
necesarias que rara vez estábamos una semana sin vernos. En realidad,
nunca hemos hablado de ello. Comprendo que ella experimente en mi
presencia sentimientos cercanos a los míos, difíciles de describir.
Recuerdo el día en que íbamos en coche muy aprisa. Atropellé a una
joven y hermosa ciclista, cuyo cuello quedó casi partido en dos por
las ruedas. La contemplamos muerta largo tiempo. El horror y la
desesperación que se desprendían de aquellas carnes, en parte
repugnantes y en parte delicadas, recuerdan el sentimiento que
experimentamos al conocernos. Simone es simple habitualmente. Es alta
y guapa; nada hay desesperante en su mirada ni en su voz. Pero es tan
ávida de lo que perturba los sentidos que la menor llamada confiere a
su rostro un carácter evocador de sangre, de terror súbito y de
crimen, de todo cuanto destruye irremediablemente la beatitud y la

buena conciencia.

Vi por primera vez esa muda y absoluta crispación

-que yo compartía- cuando puso su trasero en el plato. Rara vez nos
miramos con atención sino en esos momentos. No estamos tranquilos y no
jugamos más que durante breves minutos de relajación, tras el orgasmo.
Debo decir aquí que estuvimos largo tiempo sin hacer el amor.

Aprovechábamos las ocasiones para entregarnos a nuestros juegos.

No carecíamos de pudor, muy al contrario, pero una especie de malestar

nos obligaba a desafiarlo. Así, al instante de pedirme que no me la
menease solo (estábamos en lo alto de un acantilado), me quitó los
pantalones, me obligó a tumbarme en el suelo y, levantandonse la
falda, se sentó sobre mi vientre y se abandonó sobre mí. Le metí en el

culo un dedo que mi leche había mojado.

Luego, se tumbó con la cabeza bajo mi verga y, apoyándose con las rodillas en mis hombros, levantó el culo aproximádolo a mí, que mantenía la cabeza a su nivel.

-¿Puedes hacer pipí en el aire hasta el culo? -me preguntó.
-Sí -respondí-, pero el pis te mojará el traje y la cara.
-¿Por qué no? -dijo ella, y la obedecí; pero, en cuanto hube
terminado, la inundé nuevamente, esta vez de leche blanca.
Entretanto, el olor del mar se mezclaba con el de la tela mojada, el
de nuestros vientres desnudos y el de la leche. Caía la tarde y
permanecíamos en aquella posición inmóviles, cuando escuchamos pasos
que aplastaban la hierba.
-No te muevas- suplicó Simone.
Los pasos se habían detenido; no podíamos ver quién se acercaba,
reteníamos la respiración. El culo de Simone así erguido me parecía,
en realidad, una poderosa súplica: era perfecto, las nalgas estrechas
y delicadas, profundamente hendidas. Estaba seguro de que el
desconocido, o desconocida, sucumbiría pronto y se vería obligado a
desnudarse a su vez. Los pasos recomenzaron, acelerados, y vi aparecer
a una jovencita encantadora, Marcelle, la más pura y conmovedora de
nuestras amigas. Simone y yo estaábmos rígidos en nuestra postura,
hasta el extremo de no poder mover siqueira el dedo, y fue de repente
nuestra desdichada amiga quien se dejó caer en la hierba sollozando.
Sólo entonces, soltándonos del abrazo, nos lanzamos sobre aquel cuerpo
abandonado. Simone le levantó la falda, le arrancó la braga y me
mostró con embriaguez un nuevo culo tan hermoso como el suyo. Lo besé
con rabia, masturbando el de Simone, cuyas piernas habían aprisionado
los riñones de la extraña Marcelle, quien ya no ocultaba más que sus
sollozos.
-Marcelle -exclamó-, te lo suplico, no llores. Quiero que me beses en la boca.
Simone acariciaba su hermoso pelo liso, besándola por todo el cuerpo.
Entretanto, el cielo se había pasado a la tormenta y, con el
anochecer, gruesas gotas de lluvia habían empezado a caer,
produciéndose una tregua tras el bochorno de un día tórrido y sin
brisa. El mar hacía ya un ruido enorme, dominado por largos fragores
de trueno, y los relámpagos permitían ver como en pleno día los dos
culos masturbados de las jóvenes que ahora habían enmudecido.




El Ojo del Gato de Georges Bataille, es considerado para muchos, la mejor novela de literatura erótica de este siglo.
Georges Bataille escritor, antropólogo y pensador francés nacido el 10 de septiembre de 1897 falleció el 9 de julio de 1962.
Otras obras destacadas

  • Histoire de l'œil, 1928, bajo el pseudónimo de Lord Auch. Trad. Historia del ojo.
  • Madame Edwarda, 1937, bajo el pseudónimo de Pierre Angélique. Trad. 'Madame Edwarda.
  • L'Expérience intérieure, 1943. Trad. La Experiencia Interior.
  • Le Coupable, 1943. Trad. El Culpable.
  • Le Petit, 1943, con el pseudónimo de Louis Trente.
  • La Part maudite (), 1949. Trad. La Parte maldita
  • L'Abbé C., 1950.
  • La Peinture préhistorique. Lascaux ou la naissance de l'art, 1955
  • La Littérature et le Mal, 1957. Trad. La Literatura y el Mal.
  • L'Érotisme, 1957.
  • Le Bleu du ciel, 1957 (escrito en 1935).
  • Les Larmes d'Éros , 1961. (Las Lágrimas de Eros.
  • Ma Mère , 1966 (póstumo e inacabado). Mi Madre
  • L'Impossible, 1962 (ya en 1947 como La haine de la poésie)
  • Œuvres complètes, París, Gallimard, XII vols, 1970-1988. Con un prefacio de M. Foucault, donde señala que es acaso el más importante escritor del siglo XX.
  • Romans et récits. París, Gallimard, "Bibliothèque de la Pléiade", 2004. Ed. dirigida por Jean-François Louette.



Las fotografías son de Brassai.

"La fotografías de Brassaï son la noche.
La noche universal. La vida en la noche.
No es la noche en París, es la noche.
La noche es una parte de la vida.

Nos presentan todo tipo de personajes:
matones, mendigos, prostitutas, enamorados, homosexuales.
Nos presentan todo tipo de lugares:
bares, garitos, salones de baile, prostíbulos, calles.
Nos presentan la vida que pasa.

Es un mundo distinto, no es el mundo de la luz, de la claridad, es el mundo de la pasión.
Es el mundo de la música, del alcohol, del sexo y de la droga.

Sus personajes, anónimos, universalizan su mensaje.
Fueron ellos y somos nosotros.

Aunque reflejan un mundo desaparecido, muestran nuestro mundo, nuestros sentimientos".

(Manuel Rodríguez)

12 comentarios:

Miriam dijo...

Que buena la lectura.
Sin duda el erotismo fluye a raudales.
Un beso.

Geni dijo...

Son de un belleza que cautivan la mirada del que observa,me gusta mucho la fotografía es seguramente mi asignatura pendiente, esta es sin duda una obra exquisita.
Del texto que decir,¡¡uffffffffffff!! te hace meterme con tanta facilidad, que miedo me da.
Un besito preciosa.

© Capri dijo...

Ya sabes Miriam, leelo no te defraudara seguro.

© Capri dijo...

jaja, Geni tal vez para muchos un poco fuerte , pero...a mi me gusta.

besos cielo.

tomasuncafe dijo...

una trampa,
es comenzar y trasladarte a la escena,
sin poder ni querer escapar,
besos

leo dijo...

.... eres tan parecida conmigo ....
un beso ... nostálgico

H. Chinaski dijo...

Desconocía a ambos artistas.
Las muestras que enseñas son tarjetas de presentación suficientemente buenas como para investigar sobre ellos.
La lectura es especialmente seductora.
Se descubre a un maestro en el arte de amar...con palabras

Besos cielo

© Capri dijo...

Espero que te guste lo que encuetres investigandolos.

Brassai es un maestro de luces y sombras. Sus fotografías son
historias de por sí. Tal vez no hay esa sensualidad a primera vista, y
de hecho no se suelen prodigar sus fotografías en los blogs.
Para muchos supongo que las verán sombrías, pero en la niebla suele
esconderse mucha luz.

Bataille, lo descubrí hace un tiempo, me sorprendió no haber oído
hablar mucho de él.


Un beso , Carlos.

© Capri dijo...

Tomas; una buena lectura es lo que tiene, el sumergirse en el mundo que describe y vivirlo intensamente. Deborar cada rincón, cada escena, sentirla y hacerla propia.

Trampas que liberan la imaginación

Un beso.

© Capri dijo...

Leo, nostalgia tengo yo de tí.

Tal vez por eso miro al mar y te siento volar.

Un beso imaginario.

Poeta Anónimo dijo...

Una lectura que te atrapa de principio a fin... Qué decir... lineas eroticas que te hacen imaginar cosas....

© Capri dijo...

Poeta anónimo

Siempre es muy grato ver una cara nueva por este pequeño rincón de la blogosfera.

Espero que hayas disfrutado de la lectura y si puedes; como le he dicho a Marco descubre el erotismo de este genial escritor.

Un saludo.

Etiquetas

Albert Eisten Albert Watson Alberto cortez Albioni Aldo Rosi alekseymarina Alessandro Baricco Alex Krivtsov Alfonsina Storni Alfred de Musset Almafuerte altphoto Ana Mª Mayol Ana María Jopek Anaïs Nin André Brito Andrés Calamaro Andy Julia Anja Rubik Ann Kozlenko Anna Netrebko Antonio Gala Bach Becquer Beethoven Benedetti Bon Jovi Brassai Bryam Adams Calamaro Carlos Santana Cat Stevens Charles Adnavour Charles Baudelaire Charles Bukowski Chiru Andreea Circo del s clones Coldplay Copla Craig McDean Cristina Peri Curros Enriquez Darío Jaramillo Debussy Diana Krall Dvorak Edith Piaf Elvis Costelo Elvis Crespo Emil Schidt Enigma Federico Baretto Federico García Lorca Félix Luna Fernando Pessoa Flaubert fotografía Francis Cabrel Francisco Carrasco François-René de Chateaubriand Frank de Mulder. furtivelungs G. Verdi Gabriela Mistral Gabriele Ringon Garcia Marquez Garcilaso de la Vega Gardel Garnls Barkley Geln Miller George Bataille Gianpaolo Barbieri Gilbert O'Sullivan Gioconda Belli Glenn Miller Gloria Fuertes Guillermo Aguirre y Fierro Helmut Newton Henry Miller Hidiro Ilhan Berk industrial_digital_arts J. Cortazar Jackson Browne Jaime Gil de Biedma Jaime Sabines Jamie-Dornan---Carter-Smith Janette Jean Giono. Jean Michel Jarre Jeffrey Vanhoutte. Joana Lora John Lenon Jorge Bucay Jorge Luis Borges José Angel Buesa José Angel Trelles José Emilio Pacheco Jose Luis Borges Jose Machado Jóse Nieto Juan Gelman Jules Renard Julia de Burgos Julio Cortazar Julio Romero de Torres karajan Kathe Katu La India Larivien Lazaveria Valeria's Los del Río los secretos louis amrstrong Lucie Silvas Luis Cernuda Luis Eduardo Aute Luis Zalamea Borda M. Blázquez Malice Mizer María de la Pau Janer Maria Dolores Pradera Maria Teresa Andruetto Maria-Callas Mario Benedetti Martin Kovalik Mecano Mendelssohn Mercedes Sosa Miguel Bosé Miguel de Unamuno Miguel Hernandez Mikhail Makarenkov Moncho música Nabuco (coro de los esclavos) Nana Mouskouri Natalia Correira Nelson Ridde Neruda Niko Guido Nina Simone Octavio Paz Olga Guillot Olga Tañón Olivia de Berardinis Orietta Lozano Óscar Sipán Pablo Milanés Pablo Neruda Paco de Lucia Paco de Lucía Paul Auster Paul Claudel Paul Eluard:Nana Mouskuri Paulo Coelho Pavarotti (la traviata brindis) Pavel Kiselev Perry Gallagher Peter Van Stralen Petrus Jacobus Joubert premios Pucho Boedo Rainer Maria Rilke Renata Durán Ricardo Montaner Richard Clayderman Richard Warren rodrigo nuñez montecino Rodriguez Gomez Rosalía de Castro Ruben Afanador Ryuichi Sakamoto Santana Sante dorazio Sarah Brightman Sasha Huttenhain Secret Garden Sergei Rachmaninoff Sergey Timoshenko Serrat y Noa Shakespeare Silvaine Vaucher Silvana Denker Silvio Rodriguez So pra contrariar Stefania Paparelli Sylvaine Vaucher Tagore Teresa de Calcuta Tony Duran Torsten Brandt Trevor Watson Triana Valdimir Naborov Vasiliadis Véra Coré Vicente Aleixandre Victor y Leo Victoria Frances videos Vorfas Waclaw Wantuch Waldo de los Ríos Walt Disney Willian Shakespeare Wolff YO Yuri Tabak Yurima Yves Bonnefoy

Datos personales

Mi foto
Intentaré definirme, es simple y complejo a la vez. Lo único que sé es que soy una mujer, tan sencillo como eso, una mujer que siente, que rie,llora, canta, habla, escribe. Soñadora de sueños unas veces imposibles y otras que se han convertido en realidad. Una mujer que encontrareis unas veces eufórica, llena de alegria, otras nostalgica y espero que las menos distante. Soy un ser humano y como tal así siento. Me gusta amar y ser amada, porque el amor se encuentra en una mirada, en una palabra, un gesto y hasta en un silencio. No busqueis dobleces porque no las hay, y si pensais eso lo más sencillo es preguntar. Siempre digo que las puertas estan abiertas para todo el mundo ya que sin vosotros estaría un pocoquito más sóla y con un poco más de frío. El resto... intentaré reflejarlo con todo mi cariño. Un deseo... el mirarte a los ojos y ver tu sorisa en ellos.

Archivo del blog

Mis mimitos para todos



Realmente tengo que dar las gracias a la persona que esta jugando con los diferentes perfiles, clonando blogs,etc.

Me ha dado la oportunidad de saber quienes son mis auténticos amigos, quienes aparentaba serlo [esos ya han ""huido" ] y quienes estan ahí como meras figuras decorativas.
No hay mal que por bién no venga.
Atte:

Pasan, leen y a veces comentan ...

Capri

Capri
Ver mi perfil

Gracias Demian

Gracias Demian
Mi premio es tu amistad y tu cariño

Premio Sueños,! Gracias María¡

Premio Sueños,! Gracias María¡
Dicen que el que siembra siempre recoje y tu Maria que siembras cariño y ternura , te deseo que tu cosecha sea fructifera, abundante y que siempre te rodeen de lo que tu das.

Demian , muchisimas gracias ! Tesoro

Demian , muchisimas gracias ! Tesoro
Demian tu si que eres una JOYA¡¡

Lo guardo en mi corazón, gracias Gipsy

Lo guardo en mi corazón, gracias Gipsy
Lanza el dardo, apunta a la foto y visita su casa., llena de poemas salidos del alma.

Gracias Geni por tu apoyo. 5/6/09

Gracias por mandarme este aplauso. Estoy de bajón, lo necesitaba. Besos

Gracias Gipsy

Gracias Gipsy
Para ir a su casita elige el camino mas corto pinta la foto y sigue el camino de las baldosas amarillas..